La Candelaria en Bogotá, es la “Zona C” – Jorge Bonilla

Jorge Bonilla

Así vivió el bloggero Jorge Bonilla su experiencia en La Zona C

En días pasados, fui invitado para recorrer la Candelaria con el clúster de turismo que opera bajo el nombre de Zona C. Hace más de quinientos años, los indígenas de Bacatá, territorio que hoy es de Bogotá, solían visitar lo que hoy es el Centro Histórico para establecer contactos comerciales eintercambiar sal con otras poblaciones aledañas. En aquella época la economía se basaba en eltrueque y la red de caminos estaba hecha para conectar los lugares sagrados, las tierras productivas y claramente las salinas. Con la llegada de los españoles, estos caminos se hicieron más grandes y se empedraron con la mano de obra esclava (entre africanos e indígenas), trazando largos trayectos que unían una población y otra, desde Guatavita a Zipaquirá y a Bogotá, entre muchas otras redes. Hoy todavía existen muchos de estos senderos pero dentro de la capital sólo quedan unos pocos, entre ellos el Callejón del Embudo, que conecta con el Chorro de Quevedo, calle donde está ubicado el Hotel Casa Galería y el mejor café de la zona para sentarse a leer un libro o para conversar.

Gente del Barrio

Gente del Barrio

LEER MÁS 

 


Candelaria para todos

www.dccolombia.blogspot.com

Para algunos habitantes de Bogotá ir al centro no es un plan. ¡Es muy lejos!, dicen unos; ¿no es peligroso?, preguntan otros; y “vengan y vean” decimos muchos. Ir al Barrio La candelaria es propio de turistas extranjeros y los que hemos disfrutado del Chorro de Quevedo, Escobar Rosas, Casa de Citas y un paseo nocturno por estas calles no nos cansamos de invitar a la gente para que vuelvan al centro.

2De día: calles de colores, techos de ensueño, historia, balcones idílicos y detalles listos para descubrir. De noche: sombras que se mezclan con la poesía, el teatro y la rumba de todo tipo. Cuentos, cerveza y más… En la plaza donde nació Bogotá.

El centro de Bogotá se está sacudiendo de su letargo. Es un despertar lento. Fueron muchos años de olvido y desidia oficial e indiferencia privada. Las cosas cambian. Modernos edificios gracias a las universidades, pronto el nuevo centro cultural del Fondo de Cultura económica, la zona del Banco de la República: bibliotecas, museos y café Juan Valdez! En unos meses nuevas posibilidades de vivienda en la zona, no tan accesibles económicamente, pero por lo menos es un esfuerzo por llevar de nuevo a la gente a este bello lugar de la ciudad.

¡Volvamos al centro!, la cultura, el romanticismo y la rumba están esperando lo más importante: ¡la gente!

Y tú: ¿Qué nos recomiendas del centro de la ciudad?